La compañía presentó su nuevo equipo: tiene un procesador de 8 núcleos, es capaz de controlar el televisor y detectar el ritmo cardíaco del jugador; saldrá a la venta este año; no admite juegos de la Xbox 360.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En sus oficinas centrales, Microsoft presentó su nueva consola de videojuegos, la Xbox One, que saldrá a la venta este año, aunque en la presentación no dieron más precisiones que esa sobre su puesta a la venta. Según la compañía, con Xbox One quieren ofrecer un único dispositivo que concentre (y gestione) los juegos, el entretenimiento y la televisión del hogar.

La nueva Xbox One permite controlar la reproducción de la televisión y saltar a juegos, música y videos con una simple orden verbal. También (gracias a la tecnología de Kinect) usar gestos para minimizar alguna de las funciones que se están usando (juntando y separando los puños) y hacer convivir un videojuego, o un programa de TV, con otra herramienta.

Además de tener Skype, un navegador y demás, es posible tener dos aplicaciones en la pantalla del televisor al mismo tiempo, al estilo de Windows 8 (y ver televisión mientras se mantiene una videollamada, etcétera).

El equipo recuerda lo último que estuvimos haciendo, ver información complementaria a los programas que estamos viendo (en Estados Unidos, donde hay mucha información contextual a la programación de televisión) y con la que es posible interactuar.

De hecho, tiene su propia guía de TV, que muestra lo popular, los canales; todo se  puede controlar con la voz, con consultas al estilo Siri/Google Now, y pedirle que cambie a determinado programa (antes que a determinado canal). Es un intermediario entre la pantalla y la señal de cable, aunque no es obligatorio usar la consola para ver TV.

Como usa una arquitectura de hardware diferente, no admite los juegos de la Xbox 360, según le confirmó a The Verge, el vicepresidente de Xbox Live, Marc Whitten.

Tres sistemas operativos en uno, dice la compañía, tiene la Xbox One: un sistema operativo base para controlar el equipo; uno segundo, basado en el kernel de Windows 8, para administrar la Web y las aplicaciones; y un tercer sistema operativo que se encarga de los videojuegos. Esto es lo que permite el cambio entre funciones que -al menos en la demo- era casi instantáneo.

También mejoraron Kinect, que detecta más articulaciones, el giro de una muñeca, y hasta el latido del corazón para tener mejor integración con los juegos, además de mejorar el reconocimiento de voz y tener una cámara de resolución Full HD.

Además cambiaron levemente el gamepad, y sumaron una nueva versión de SmartGlass, para permitir el uso de otros dispositivos como periféricos de la consola. Y es posible interactuar con los videojuegos con órdenes verbales (a los personajes de un juego, etcétera).

  • Technical Data

La consola tiene 8 GB de RAM, un procesador con 8 núcleos hecho por AMD, 5000 millones de transistores, USB 3.0, Wi-Fi Direct, lectora de Blu-ray, rígido de 500 GB y entrada y salida de HDMI. Según la compañía es muy silenciosa.

[Texto tomado de lanacion.com – Imágenes de perfil de Facebook de Yahoo Games]